Bocas

Las Bocas o Rosetas para Guitarra Clásica son motivos decorativos circulares, hechos principalmente de madera, que se colocan alrededor de la abertura de las Tapas. La boca constituye una parte más del instrumento, si no fundamental, sí elemento primordial junto con la Pala y el Puente si se pretende personalizar la guitarra.

Si bien una Boca es ciertamente decorativa, también tiene una función práctica: con sus numerosos anillos de madera, tiende a evitar que las grietas en desarrollo en la abertura se propaguen hacia el resto de la parte superior.

Todos los guitarreros antiguos hacían sus propias Bocas, más o menos elaboradas, sin embargo, en Maderas Barber disponemos de diversas y preciosas Bocas para evitar ese trabajo lento y minucioso; pero sin duda alguna, son accesorios de gran calidad y belleza.

La decoración en la Guitarra Clásica está limitada por la tradición y las prioridades de acústica. Principalmente, la decoración consiste en Rosetas o Bocas para Guitarra Clásica alrededor de la abertura y en perfiles, aunque tanto la pala como el puente pueden ser también decorados con accesorios. Sin embargo, de todos los elementos decorativos que pueden utilizarse en una Guitarra Clásica, la Boca es la que generalmente recibe la mayor atención.

Bocas  

Subcategorías

  • Bocas Madera

    Dentro de la importancia de este accesorio en el día a día de un constructor de guitarras, las Bocas de madera para Guitarra Clásica son el accesorio más demandado por los Luthiers para personalizar sus instrumentos y reforzar la Tapa. Esto se debe a que la madera aporta calidez y armonía a una guitarra que está construida casi en su totalidad con este material.

    A pesar de que hay Luthiers que realizan sus propios diseños, si lo que se quiere es ahorrar tiempo sin perder calidad y belleza, las Bocas de Maderas Barber son la mejor opción. 

  • Bocas Madera y Nácar

    Cuando se plantea el momento de decorar una Guitarra Clásica, la Boca o Roseta es una parte fundamental, incluso imprescindible. En esta ocasión, aunamos dos materiales de gran calidad y belleza: la madera y el nácar, creando un accesorio lujoso y cálido, puras obras de arte.

    El nácar, también conocido por el nombre de madreperla, es una sustancia biomineral, dura, brillante y con reflejos irisados o iridiscentes (el tono de la luz varía según el ángulo desde el que se observe la superficie). Forma la parte interna de los caparazones de algunos moluscos, secretada para reparar las conchas o para protegerse de sustancias invasivas. Ostras, abulones y otros moluscos son fuentes de esta sustancia.

    Estas Bocas de Madera y Nácar comparten incrustaciones minuciosas de ambos materiales, aportando un resultado estético impresionante, ahorrando mucho tiempo y esfuerzo.

    Tanto la madera como el nácar, hacen que cada pieza sea única, descúbralo en las Bocas de Madera y Nácar para Guitarra Clásica de Maderas Barber. 

  • Bocas Nácar

    A la hora de decorar una Guitarra Clásica, la Boca o Roseta es una parte fundamental, incluso imprescindible. En esta ocasión, presentamos las Bocas de Nácar, el accesorio más lujoso para terminar el instrumento, con incrustaciones de nácar minuciosas, para aportar belleza y elegancia a la Guitarra Clásica.

    El nácar, también conocido por el nombre de madreperla, es una sustancia biomineral, dura, brillante y con reflejos irisados o iridiscentes (el tono de la luz varía según el ángulo desde el que se observe la superficie). Forma la parte interna de los caparazones de algunos moluscos, secretada para reparar las conchas o para protegerse de sustancias invasivas. Ostras, abulones y otros moluscos son fuentes de esta sustancia.

    Al igual que ocurre con la madera, cada pieza de nácar o madreperla es única, descúbralo en las Bocas de Nácar para Guitarra Clásica de Maderas Barber.