Accesorios 

Subcategorías

  • Clavijeros

    Los clavijeros, en concreto los de las guitarras y bajos, son esa parte del instrumento que sirve para tensar o destensar las cuerdas, con el objetivo de mantenerlo afinado.

    Los clavijeros funcionan de una forma similar a la de un tornillo: para que nos hagamos una pequeña idea, al girar cada una de sus piezas apretamos o aflojamos las cuerdas del instrumento.

    Dicho esto, es más que obvia la importancia de tener unos buenos clavijeros. En Maderas Barber disponemos de clavijeros para Guitarra Clásica, Acústica, Eléctrica, Bandurria, Laúd y Bajo Eléctrico, todos de la mejor calidad. Elija el suyo entre la gran variedad que tenemos de las marcas Schaller, Gotoh, Van Gent y Ping Well.

    Descubra los Clavijeros de Maderas Barber: gran variedad para elegir.

  • Golpeadores

    Si nos fijamos en el desgaste de las Guitarras la mayoría de las Guitarras sufren el mayor desgaste en la tapa, en la zona de golpeo de las cuerdas, con el paso del tiempo nuestras tapas se van desgastando y arañando con el contacto de nuestras manos y púas. Desde Maderas Barber ofrecemos a nuestros clientes varios modelos de golpeadores para todo tipo de Guitarras que además de proteger nuestros instrumentos, son un elemento decorativo que consigue darle un toque personalizado y especial a nuestra guitarra.

  • Refuerzos Mango

    Los Refuerzos para Mangos comenzaron a utilizarse en la fabricación de Guitarras debido al aumento de la tensión que los guitarristas comenzaron a aplicar en las cuerdas de los instrumentos. Los Luthiers se dieron cuenta que un refuerzo en el interior del mango aplicaba más resistencia al mástil, y lo hacía más fuerte frente a las humedades y las adversidades climatológicas que en tantas ocasiones han conseguido curvar los mástiles deformándolos e incluso llegando a romperse. Es por eso que en Maderas Barber ponemos a su disposición diferentes modelos de refuerzos para mango, para conseguir una mayor fuerza y estabilidad en nuestro mástil.

  • Trastes

    En la mayoría de los instrumentos modernos los trastes son finas tiras de metal (alpaca, níquel o acero) incrustadas en el diapasón. En algunos instrumentos antiguos no procedentes de Europa se usaban cuerdas atadas al mástil a modo de trastes. Los trastes están situados en el diapasón y separados unos de otros ajustando a la escala musical elegida para cada instrumento.

    Al pulsar sobre una cuerda en un traste se produce una nota musical. Los trastes están espaciados según una regla matemática concreta, de tal manera que cada traste produce una nota en un semitono más alta que el traste anterior. Lo más común es que los trastes dividan el diapasón en semitonos, como sucede con la guitarra: un traste equivale a un medio tono. En maderas Barber ponemos a vuestra disposición diferentes modelos de trastes, con estrías y sin ellas, además de diferentes medidas de corona para todos los instrumentos.

  • Electrónica
  • Herrajes